ÁRTICO: Última Velada en nuestra terraza

Este sábado 24 de junio te esperamos para disfrutar de la última velada de Ártico en nuestra terraza. El cartel lo componen mujeres con mucho arte: música, voz y danza cerrarán este ciclo de artes y cultura desde un espacio tan íntimo como la terraza de EP14.

Sábado 24 de junio a las 19h. Imprescindible inscripción previa. Aforo limitado.

Como cada velada puedes inscribirte tanto a través de www.cicloartico.com  o en nuestra mesa de información.

Te dejamos algunas imágenes y más información sobre quiénes están detrás de Ártico:

Erase una vez dos bailarinas inquietas, una de Granada , Laura Cortes y la otra francesa Nathalie Remadi; vivían en un apartamento por la zona de Atocha en Madrid… y tenían pretensiones de llenar la casa de arte, para ello estaban dispuestas a compartir su espacio, su casa y ahí fue por donde empezaron a abrir terrazas, la primera, la azotea de su casa..una terraza de 30 metros en la que en vez de hacer solamente fiestas, el objetivo fuera hacer una fiesta  con una temática cultural.. Y de compartir la casa con sólo amigos se propusieron crear un pequeño festival, con la idea de crear espacios culturales donde dar cabida y poder dar a conocer a  artistas de su generación; “estábamos entonces estudiando y hacíamos muchos trabajos. Esto era una forma de dar a conocer y compartir esos trabajos, el poder mostrarlos a un público”; el equipo lo completa Juan Vega, que se ocupa de la parte  audiovisual y lleva además la imagen del proyecto. Este año se cumple la tercera edición de Ártico, que se celebra normalmente a lo largo de  abril, mayo y junio, aunque en esta ocasión, que es la primera vez que lo mostramos en Espacio Pozas, sea sólo durante Mayo y Junio; y «es que en verano hace demasiado calor en las terrazas y además la gente está de vacaciones, en otra onda» se  justifica.

Vivir del arte es difícil y más aun contando con que luego hay que pagar muchas facturas, empezando  por las correspondientes al hecho de ser autónomo. “Este proyecto se crea sin ánimo de lucro..ni nosotros cobramos, ni los artistas cobran, ni el público paga..Supone el acercamiento del arte a todo tipo de público, sin restricciones económicas..pero claro yo también el segundo año ya me planteé como remunerar a los artistas, por simbólico que fuera, porque estoy pensando además en que a los artistas se los valore.. aunque tú lo vas a hacer porque el arte es vocacional pero no se vive sólo del arte y del amor..y esto es un trabajo …Ahora estamos con la mirada puesta en presentarnos a concursos y festivales, en buscar subvenciones..viendo la forma…

En su terraza entraban unas 25 personas y la terraza del Espacio Pozas tiene un aforo de 80, lo que supone un salto cualitativo…”.  Ártico es una acción cultural que persigue la democratización de la cultura; la terraza supone el punto de encuentro entre artistas y espectadores, y busca fomentar las relaciones sociales y profesionales…”en la anterior terraza ya teníamos estudiado cómo hacer para que la gente interactuara…aquí eso es un tema a estudiar; es un espacio nuevo para todos y necesitamos de un tiempo de adaptación.”

“Ártico es mas gestión y producción, aunque yo sea bailarina, pero a mí esto me encanta.”. A la pregunta de cómo se ve dentro de un par de años, Laura responde que se ve gestionando cosas grandes”. «Me gusta mucho el mundo del teatro..Me acuesto pensando en Ártico y me levanto pensando en Ártico..en Andalucia existe red de rejas que es una plataforma que pone en contacto a los artistas con espacios, con los inquilinos de las casas que quieran abrir sus terrazas”.  “El uso de espacios no convencionales se está poniendo de moda. Existe la idea de que la cultura debe abrirse a todo el mundo. La dificultad es empezar de cero. Yo voy captando a los artistas dónde tengo ocasión, pero también hemos hecho una convocatoria por internet y de las respuestas que hemos recibido hemos hecho selección..la gente se presta y hay interés.

Tanta gente que tiene puestas tantas expectativas en ti ¿Cómo se lleva eso? Se siente presión pero también mucha alegría; hay gente que pide repetir porque lo ha pasado bien me dicen:” Laura vamos a volverlo a hacer y vamos a mejorar cosas”…Yo me lo paso muy bien haciendo Ártico hasta tal punto de que si de repente llegara una cantidad de dinero importante a mi vida, pues mejoraría la propuesta; yo sería feliz pudiendo remunerar a los artistas, mejorando las instalaciones, sin limitaciones de espacio..lo mejoraría pero seguiría poniendo en este proyecto la misma ilusión. Mi sueño  es llevar Ártico por el mundo, crear una plataforma y llevarlo allí por donde voy y pueda poner en contacto a gente que se presta a ceder su casa y gente que le apetezca disfrutar de un espectáculo en el cielo. Las terrazas permiten un ambiente mas distendido y yo necesito mucho la luz y el espacio abierto..bailar en un espacio abierto mientras sientes el viento en la cara, es otra sensación.. pero Laura en este momento no necesita  el baile, como interpretación, porque la coreografía, la gestión le ocupa todo su tiempo;  el espectáculo en este momento entra de otra manera..aunque confiesa que siempre que tiene a mano un espectáculo de danza lo intenta traer y dar a conocer, por mas que los más activos sean los músicos.