Un café con: la Abuela de Malasaña.

Hace muchos años, en San Miguel de Corneja (Ávila) se gestó una gran persona que viajó hasta Madrid para instalarse en el Barrio Malasaña, en su origen también conocido como el Barrio Maravillas. Ella se llama María García, ¿os suena? ¿Y la Abuela de Maravillas? Presentó un programa al Ayuntamiento para que este barrio, como otros muchos, tuvieran sus propias fiestas ya que todos los vecinos que la componen pagan sus impuestos y se lo merecen. Y tras estar en primera línea e insistiendo, fue aprobado y este 2 de febrero de 2016 ya va para el séptimo año: ¡Malasaña tiene sus propias fiestas! («Barrio Maravillas o Barrio Malasaña; tanto montan, montan tanto, Isabel como Fernando»- ríe María.)

abuela maravillasCada 2 de febrero, la Abuela de Malasaña se encarga de realizar «La chocolatada«: chocolate caliente con churros. Esto se realiza gracias a los comerciantes del barrio, que generosamente donan para comprar los churros, y a Valor, que cada año patrocina este evento con su delicioso chocolate caliente. A todos ellos les manda un abrazo, la Abuela de Maravillas os felicita y que sigáis haciendo este bien para los vecinos.

Ella declara animadamente: «Lo importante es el respeto, el cariño hacia los vecinos. Y que sepan que estamos vivos y que queremos fiestas en nuestro barrio porque hay mucha juventud y los mayores como yo también las queremos. No hay palabras con qué halagar el que nos dejen hacer estas fiestas, tenemos que ser consecuentes de que, claro, nos gustaría que sea mayor, pero poco a poco se llegará a lograr a que sea una fiesta reconocida por todo el mundo.»

Y para terminar, hace un llamamiento a todos los vecinos que salgan a la Plaza 2 de Mayo para que se diviertan y tener buen humor, que todos nos conozcamos y dialoguemos, que aporten lo que puedan, que la prensa se entere de que aquí vivimos y que queremos nuestras fiestas del barrio.

 

¡FELICES FIESTAS!