Visita los estados mexicanos de Yucatán y Chiapas sin salir del barrio

Viajar hasta Yucatán y Chiapas sin salir de Malasaña

De la mano de Carlos Fierro y la Diapoteca Española recorre a través de una proyección comentada Yucatán y Chiapas sin salir de Malasaña.

Para el viajero independiente Cancún es un lugar prohibido: es sólo para parejas de novios. Sin embargo, la península del Yucatán para el amante de la naturaleza o de la arqueología es un auténtico paraíso: con cuevas, cenotes, reservas de monos, el más fácil acceso a la mayor concentración de tiburones ballena del mundo y playas donde las tortugas marinas depositan sus huevos. Además, de sus múltiples y variadas ruinas mayas. Además, si uno viaja con niños, no tiene la espada de Damocles de las enfermedades tropicales, como el paludismo, presentes en otras partes del mundo subtropicales o tropicales.

Simplemente se vuela a Cancún, vuelo charter barato y se huye en coche de alquiler: carretera y manta.

Chiapas es el estado rebelde donde como reza en los carteles “Aquí el pueblo manda y el gobierno obedece”. Pero Chiapas es mucho más que un lugar de culto a la autodeterminación de un pueblo. Chiapas es uno de estados mexicanos donde la naturaleza alcanza su mayor esplendor: el Cañón del Sumidero, la Selva Lacandona, Cascadas de Agua Azul, Lagunas de Montebello, múltiples y variadas cuevas y otros fenómenos cársticos como la Sima de las Cotorras. Pero no sólo de naturaleza vive el viajero y Chiapas nos ofrece San Cristóbal de las Casas un magnífico pueblo colonial, las famosas ruinas de Palenque una de las ruinas mayas más espléndidas y la única que puede fardar de su tesoro con momia y cripta al mejor estilo del antiguo Egipto. Las únicas y extrañas ruinas mayas Toniná. Si en las ruinas mayas hay pirámides, en Toniná toda la ciudadela es una colosal pirámide.

La Diapoteca Española lleva 17 años contando viajes para compartir vivencias y aprender de otros viajeros.